Periodoncia e implantología

La Periodoncia o Enfermedad Periodontal es una de las patologías menos conocida y  más común entre la población.
8 de cada 10 personas mayores de 35 años tienen algún problema en sus encías.

Las enfermedades periodontales se producen por la acción de las bacterias. En la boca habitan más de 700 tipos de bacterias, depositadas en los dientes o entre diente y encía.

La placa es una capa nociva de bacterias, también denominada biofilm dental. Se forma continuamente. Su acumulación provoca la gingivitis.

La manifestación más clara de la inflamación de la encía es el sangrado. Una encía sana no sangra.

Muchas personas se han beneficiado del recurso de la implantología, que permite sustituir los dientes perdidos sin necesidad de aparatos removibles de quitar y poner o de prótesis convencionales.

El empleo de implantes dentales dentro de la práctica odontológica ha supuesto el mayor avance en este campo en los últimos años.

Actualmente están fabricados preferentemente de titanio químicamente puro y actúan como sustitutos de las raíces dentales. Tras su colocación dentro del maxilar o de la mandíbula sirven, una vez que estén osteointegrados, para dar soporte a los nuevos dientes artificiales que irán unidos a ellos.